Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Maite Galdeano vive su momento más amargo: «Me quise suicidar tirándome a las vías del tren»

La madre de Sofía Suescún ha desvelado en una entrevista los momentos más duros que ha vivido tras salir de ‘Gran Hermano’
Imagen de archivo de Maite Galdeano. | Telecinco

 

Maite Galdeano, la madre de Sofía Suescún, está viviendo uno de los momentos más duros y complicados de toda su vida. Los dolores que sufre a causa de la fibromialgia que le han diagnosticado los médicos, la han sumido en una depresión que llegó a provocarle que tuviera ganas de poner fin a su vida.

 

Además, confirma que «mis perros me sacaron el cuerpo con su hocico» ha relatado en una entrevista para la revista ‘Lecturas’. Cabe señalar que su hija Sofía se marchó a Honduras al programa de Telecinco, ‘Supervivientes’, sin saber todo esto que ahora revela su madre.

 

Sofía hasta este mismo martes, 27 de marzo, era novia de Alejandro Albalá, aunque ahora parece que tal como relató el joven durante el programa nocturno, su relación ha llegado a su fin, puesto que no aguanta más las reacciones de Sofía en la isla con el resto de hombres, sobre todo con Logan.

Maite pero parece ser que no mantiene una buena relación con el novio o ex, ya, de su hija Sofía, Alejandro Albalá puesto que siempre le ha criticado públicamente: «Alejandro viene a casa, se tumba, y no participa en nada. Solo quiere que Sofía le lleve el zumo a la cama. Es más agarrado que yo», apunta la navarra.

 

Por el contrario, Maite relata que su hija es la que la cuida, aunque tiene otro hijo llamado Christian.

 

Habla sobre su suicidio

Maite Galdeano ha hablado claramente sobre su intento de suicidio, momento en que se le llena los ojos de lágrimas al recordar este duro momento. La mujer asegura que «no tengo ganas de vivir, se me ha ido la ilusión».

 

Admite que intentó quitarse la vida hasta en dos ocasiones: «La primera me puse en las vías del tren cuando iba a pasar y mis perros sacaron mi cuerpecillo de allí con el hocico», cosa que Sofía desconoce hasta el momento.

La segunda vez lo hizo de forma diferente: «Me quité toda la medicación, hasta la de la sangre, y se me espesa». Además, la madre de Sofía Suescún ha asegurado estar completamente cerrada al sexo, concretamente «cerradísima», puesto que antes de padecer fibromialgia «pensaba que era ninfómana porque lo necesitaba a diario».

 

Apunta que «ahora estoy destruida y hace tres años que no tengo sexo, con tanto dolor y frustración». Maite sigue explicando que «tomo 15 pastillas diarias pero no hay nada que me quite el dolor».

 

Añade que «me despierto por la mañana como si me hubiese pasado un camión por encima. No puedo abrir las manos y veo las estrellas al poner los pies en el suelo». Finalmente, apunta que también está sometida a tratamiento psiquiátrico: «Tomo pastillas que me dejan atontada».