Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Óscar Muela, de concursante de ‘Gran Hermano’ a responsable de Recursos Humanos en Ferrovial

Primero colaboró con varios programas de Telecinco y después volvió a ejercer como abogado
Concursantes de la tercera edición de 'Gran Hermano' | Telecinco

 

La mayoría de concursantes de ‘Gran Hermano’ acaban vinculados de algún modo a Telecinco, dejando de lado su vida laboral anterior y exponiendo su privacidad. Uno de los ejemplos más claros es el de Kiko Hernández que, tras ‘Gran Hermano 3’, ha ido escalando posiciones en Mediaset hasta convertirse en uno de los colaboradores de Telecinco más reconocidos. También de la tercera edición del reality es Óscar Muela, quien tras el programa también hizo sus pinitos en el mundo de la televisión, primero como colaborador de Zeppelin TV y después en el programa ‘Día a Día’, dirigido por María Teresa Campos. Sin embargo, su etapa en televisión acabó y Óscar tuvo que volver a la vida fuera de cámaras, la de los trabajos corrientes. Según informa ‘Merca2’, no le fue nada mal.

Primero retomó su antiguo profesión y ejerció como abogado en Javier Saavedra y Abogados y, posteriormente, en Würth. En 2010 su carrera sufrió un ascenso meteórico cuando fichó por una empresa del Ibex-35: Ferrovial. Desde hace siete años, Óscar gestiona las incidencias de los Recursos Humanos en Servicios Ferroviarios de Ferrovial Servicios, ocupándose también de la defensa en sala de las empresas del grupo y de la negociación colectiva. No se trata de una tarea fácil, y de hecho el exconcursante se ha dado cuenta de que no es lo mismo convivir con 12 personas en el reality que gestionar las quejas de 1.800 empleados en España.

 

No está viviendo una situación fácil, y es que existe una guerra abierta entre Ferrovial y los sindicatos, una situación delicada que hasta el momento se ha saldado con cuatro despidos y varios expedientes. CGT declaró que estas medidas «son del siglo pasado» y que no se está llevando «una negociación limpia», mientras que la empresa sostiene que los despidos se deben a causas «objetivas y disciplinarias». Por su parte, Óscar Muela cargó contra los trabajadores por hacer pintadas en su contra.