Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un participante de 'First Dates' sorprende a su cita al preguntarle si ha tenido fantasías sexuales con Mortadelo

La cita siguió con más preguntas de tipo sexual que no gustaron a Sandra, quien acabó rechazando una segunda cita con él

 

Un madrileño de 39 años sorprendió a su cita —y a la audiencia— en 'First Dates' con algunas de las preguntas de tipo sexual más sorprendentes y raras que se han escuchado nunca en el programa de Cuatro. Javier era la cita de Sandra, una chica de 36 años y vecina de Valladolid que se vio sorprendida por sus preguntas. Cuando ella confesó durante su cita que le encantaba leer, especialmente sobre Mortadelo cuando era pequeña, Javier le preguntó si «alguna vez se había liado con un chico que se pareciese a Mortadelo», y ante su negativa, insistió: «¿Y no tienes a Morotadelo como fantasía sexual?». Sandra quedó muy sorprendida ante la pregunta, y le respondió que «tampoco» era su fantasía.

En sus declaraciones a cámara, Sandra explicó que «le hacía preguntas raras todo el rato, preguntas muy muy raras», y afirmó que «no le gusta nada» el sentido del humor del madrileño y que le parece «muy absurdo, como muy cogido por los pelos, como muy forzado». Durante la cita, Javier siguió con su obsesión al preguntar: «¿Has tenido algún calendario, así, sexy, alguna vez? Tengo que saber, por si llego a tu habitación, no sorprenderme con una manguera». Además, Javier le llegó a preguntar a su cita si vivía sola y si quería «algún huésped» para «compartir lecho», algo que remató cantando el «Bésame mucho» de Julio Iglesias. 

 

Como era de esperar, Sandra no quiso repetir cita con él porque «no habían tenido ningún tipo de química y no es el tipo de persona con el que ella conecta». El madrileño, que no quiso quedarse atrás, afirmó que tampoco quería tener una segunda cita con ella porque «ama mucho a las personas y sé que el chico que ella busca no soy yo». «Eres magnífica», afirmó al final de su intervención, que no pudo suavizar la impresión que Sandra y el público del programa se había llevado ya de él.