Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La periodista Mónica Carrillo, nueva imagen de Gallina Blanca

Su fichaje trata de conseguir superar el boicot que se le está haciendo a la famosa marca
Imagen de Mónica Carrillo anunciando Gallina Blanca | Gallina Blanca

 

Los productos de Gallina Blanca, una marca perteneciente a la familia Currulla, son uno de tantos que están siendo víctimas del llamado boicot a los productos catalanes.

Ello, es causa de reducciones significativas en sus precios y de que sea relativamente sencillo encontrarlos en promociones 2x1. Por si fuera poco, el boicot le golpea por dos cosas: en primer lugar por ser un producto catalán y, en segundo, y más grave todavía, por financiar al diario independentista ‘Ara’ con parte de sus ganancias.

 

Los consumidores castigan las relaciones con el independentismo

Como informa ‘Periodista Digital’, todo ello ha contribuido a que la marca estudie formas de salir de esta situación y recuperar la confianza de sus consumidores españoles. Para ello, la marca ha prescindido de los servicios de Pedro Piqueras y ha optado por fichar a la periodista Mónica Carrillo.

Ella se acaba de convertir, entonces, en la nueva imagen de la campaña publicitaria de la marca y se la podrá ver en los anuncios hasta el próximo día 17 de diciembre. 

Desde la marca, parecen muy contentos con su fichaje y, de hecho, alababan a Carrillo, diciendo: «Natural, cercana y de confianza. Así es la popular periodista, escritora y presentadora de televisión Mónica Carrillo, que ha sido elegida como la nueva imagen de Caldo Casero Gallina Blanca. Un caldo elaborado con ingredientes naturales, cocidos durante 3 horas y sin conservantes».

Desde la compañía no han querido dejar el comunicado así y han añadido: «representa los valores de naturalidad y cercanía de nuestra gama de Caldo Casero Gallina Blanca, que con casi 20 años en el mercado y con más de 50 millones de unidades vendidas en España en 2017, ha ido adaptándose totalmente al ritmo de vida actual de las nuevas generaciones, convirtiéndose en una ayuda culinaria imprescindible en los hogares españoles».

Pedro Piqueras anunciando Gallina Blanca | Cedida

Las críticas a la marca prosiguen

El lavado imagen llega en un momento crítico para Gallina Blanca, una de las compañías más castigadas por el boicot catalán. Esta, junto a Tous y otras empresas conocidas catalanas han sido acusadas de favorecer la causa separatista, por lo cual se han visto obligadas a tomar medidas drásticas.

Sus esfuerzos tratan de recobrar la normalidad y desmarcar sus productos de las ideologías independentistas en aras de seguir siendo competitivas en el mercado nacional.

Aún con todo, tanto la marca como la periodista han recibido críticas, cosa que pone en duda la efectividad de su estrategia publicitaria.