Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una joven de 28 años rechaza a su «pareja» de 52 en 'First Dates' por ser «demasiado joven»

A Soraya no le convenció el carácter moderno de su cita a pesar de que era 24 años mayor que ella
Soraya y Jos durante su cita en 'First Dates' | Cuatro

 

Los comensales de 'First Dates' han vuelto a poner a las redes patasarriba. En esta ocasión, el programa de citas ha unido a Soraya y a Jos, una joven de 28 años y un hombre de 52 que fueron a buscar el amor al restaurante de Carlos Sobera. 

Y es que aunque Soraya tiene 28 años, había asegurado que prefiere que su pareja sea mayor que ella y que, de hecho, incluso ha salido «con hombres más mayores» que su padre, porque no cree que alguien de 30 cumpla sus expectativas amorosas: al tener una hija de 5 años, busca una estabilidad que no cree que alguien de su edad pueda darle.

 

«Me gustan mayores porque tengo una hija y quizás un chaval de 30 años no está en las expectativas que busco», explicaba Soraya, que acudió a su cita con el cocinero sin preparar comida, a pesar de que la temática de 'First Dates' de esa noche consistía en llevar un plato preparado por uno mismo para que la otra persona pudiera degustarlo.

Muy joven para su edad

Así las cosas, el programa decidió organizarle la cita con Jos, un cocinero madrileño 24 años mayor que ella pero muy alegre y moderno y con el que además congenió bastante, descubriendo que tenían muchas cosas en común, pero no las suficientes.

«Eres demasiado joven para los años que tienes, eres muy moderno y quizás yo buscaba algo más clásico», confesaba Soraya sin cortarse un pelo, a pesar de que su cita se había mostrado decidido a repetir y volver a quedar con ella. 

Soraya tenía claro lo que buscaba en 'First Dates' | Cuatro

Soraya desconfiaba de Jos

Pese a todo, ambos se dieron la oportunidad de conocerse y llegaron a hablar de todo tipo de temas, incluso sexual: «Sexualmente hablando no tengo límites. Soy muy cariñoso. Tengo horas de aguante», le comentaba Jos, dispuesto a conquistarla. 

«Yo soy muy pasional, el sexo es sexo y el amor es otra cosa. Dentro de la cama no hay límites», le respondió Soraya, quien más tarde confesaba que, en realidad, no creía «que un hombre con 52 años pueda tirarse horas dándolo todo»