Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El sorprendente pasado de Pablo Motos: de sacar brillo a los cristales a acabar en televisión

Actualmente, el presentador de televisión factura 28 millones al año
Pablo Motos durante su entrevista con Bertín Osborne. | Cedida

 

Pablo Motos no deja de ser noticia últimamente por sus polémicos comentarios en ‘El Hormiguero’. Sin embargo, esta vez el presentador se ha situado en el ojo del huracán por su gran patrimonio, un aspecto que ha pasado completamente inadvertido a lo largo de su carrera profesional. A través de una de sus compañías, llamada ‘7 y acción S.L.’, el presentador ha conseguido una facturación en el último ejercicio de 28 millones de euros.

 

De esta forma, se posiciona por encima de rostros habituales como Ana Rosa o Susanna Griso. Aunque ahora le vemos en televisión de forma habitual, ¿Cómo consiguió Pablo llegar hasta aquí?

 

Sus orígenes son humildes, puesto que nació en la localidad valenciana de Requena, un pequeño pueblo donde creció en una familia de padres trabajadores. Su padre por la mañana, trabajaba de cocinero y por la tarde iba a la fundición, mientras que los fines de semana vendía revistas de ganchillo, tal como apunta 'El Español'. Para este último trabajo, su padre se llevaba a Pablo para que diera pena con esa cara tan expresiva que tiene.

Era muy gamberro de pequeño

Cabe destacar que en el momento que acompañaba a su padre, era uno de los pocos momentos en los que se portaba bien, puesto que era realmente gamberro. Incendió su casa dos veces o llegó a tirar el televisor al suelo para conseguir que sus padres compraran uno nuevo en color, entre muchas otras peripecias. Como consecuencia, el sótano se convirtió en su segunda casa, ya que pasaba más tiempo allí castigado que en la propia calle.

 

Con el paso del tiempo, Pablo iba aumentando sus gamberradas. Concretamente, sus amigos y él se dedicaban a entrar en varias casas y robar algunos objetos que luego conseguían revender, tal como explicó el propio presentador en el programa de ‘En tu casa o en la mía’ de Bertín Osborne.

 

Mientras pero, también aprendió a tocar la guitarra gracias a un gitano del pueblo que tenía una peluquería. Cabe señalar que el presentador llegó a saber tanto con la guitarra, que incluso daba clases a otras personas de la localidad.

 

Los Morancos y Pablo Motos en 'El Hormiguero'. | Antena3

 

La muerte de un amigo cambió su vida por completo

Pero todo cambió de repente cuando un día, tras una persecución policial, uno de sus amigos llamado Tani perdió la vida. Pablo en ese instante recapituló y se dio cuenta que no quería que su futuro fuera ese.

 

Por eso mismo, decidió refugiarse en la música y empezó a dar clases de guitarra en la Escuela Americana a la vez que actuaba como Dj en una discoteca de la localidad valenciana de Requena. Su vida empezaba a cambiar, tanto que fueron estos pasos lo que le permitieron ponerse por primera vez ante el micrófono de una radio.

 

Esa vez, promocionó la discoteca en la que trabajaba. Fueron 60 minutos que cambiaron la vida del presentador por completo. Aunque había estudiado formación profesional en la rama de electricidad, lo dejó todo para dedicarse a su nueva pasión: la radio.

 

Su primer trabajo en la radio

Pablo no conocía a nadie dentro del mundo de la comunicación, por lo que tuvo que hacerse su propio hueco. El valenciano acabó consiguiendo que le dejaran una hora de radio a la semana. Cabe señalar que tal como ha relatado el propio presentador de televisión en alguna entrevista, para parecerse a los mejores periodistas del momento y paliar sus carencias, llegó a estudiarse el diccionario.

 

En poco tiempo consiguió deslumbrar en el programa y con tan solo 19 años ya era el director de Radio Requena. Pero su padre consideraba que ese no era un trabajo serio y para remediarlo le encontró un puesto como limpiacristales. El presentador acabó yendo con traje por las mañanas y por la tarde con un mono azul sacando brillo a los cristales.

 

Un día le ofrecieron un puesto de trabajo en la radio de Utiel, donde le ofrecían más dinero. Pablo vio una gran oportunidad y no se lo pensó dos veces y acabó aceptando el trabajo. Pero al darse cuenta que esa radio le quería por su cartera de clientes, decidió volver a cambiar de trabajo. Entonces se puso en contacto con diferentes emisoras.

 

La primera de ellas fue Onda Cero que le ofreció un puesto con la mitad de sueldo, pero que Pablo no dudó en aceptar rápidamente. El presentador llego a pasar las noches en la emisora estudiando, cobijado bajo una manta que le servía de colchón para dormir unas pocas horas antes de iniciar el programa en el que participaba.

 

Pablo Motos y su mujer Laura Llopis. | GTRES

 

Finalmente, su esfuerzo tuvo recompensa y Julia Otero se fijó en él: «Vi en seguida que era un chico peculiar, que además hacía una radio distinta, con unos personajes inclasificables, pero en todo caso también con peculiaridades propias. No era la radio local al uso». Gracias a Otero, Pablo dio el primer paso que lo llevaría a convertirse en una estrella de televisión.

 

Tras su paso por el programa, Pablo pasó por diferentes trabajos en los que fue sumando experiencia. Pero echaba de menos la radio, y la SER le ofreció ocupar el hueco que dejaba ‘Gomaespuma’ en antena y surgió ‘No somos nadie’. Tras conseguir un gran éxito con el programa, Cuatro le hizo una oferta.

 

Su salto a ‘El Hormiguero’

En septiembre del año 2006 se estrenó el primer programa de ‘El Hormiguero’ en Cuatro. Aunque el presentador tenía muchas dudas de que su programa pudiera triunfar, fue un formato novedoso que al principio nadie entendía. Una buena idea junto al buen rollo son los elementos básicos que han conseguido que este programa acumule 12 temporadas de éxito.

 

El presentador mejor pagado de la televisión

Actualmente, Pablo Motos es uno de los presentadores mejor pagados con 4 millones de euros anuales. Parte de su riqueza proviene de sus empresas, sobre todo de ‘7 y acción S.L.’ la productora que creó junto a Jorge Salvador, su socio. Esta compañía ha creado programas como ‘Otra Movida’, ‘Tonterías las justas’ o ‘Amazonas clandestino’.

 

Solo en el año 2017, la empresa ha facturado 26,2 millones de euros. Otra de las empresas del valenciano se llama ‘Japala Japala S.L.’ en la que Motos ocupa el cargo de administrador único desde el año 2011. La sociedad obtuvo un beneficio de tres millones de euros en el año 2016.