Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La Televisión Canaria se apagará después de las campanadas de fin de año

Millones de televisores despedirán el año con las pantallas de sus televisores yéndose a negro
Imagen de algunos de los presentadores de las campanadas de fin de año | RTVC

 

El consejo que rige la televisión pública canaria, metido en una crisis de gestión enorme desde hace más de un año, rechazó, el pasado miércoles día 13 de diciembre, la prórroga del contrato para la distribución y difusión de las señales de Televisión Canaria así como también las de Canarias Radio la Autonómica y su transporte permanente. Para que se aprobara la prórroga eran necesarios tres votos favorables —lo que significa el total de los vocales del consejo—, pero uno de ellos se abstuvo.

 

Las campanadas, último acto

La televisión pública ofrecerá por última vez las campanadas de fin de año. El programa será presentado por Eloísa González, Yaneli Hernández, Elvis Sanfiel y Kiko Barroso. Si no se produce un giro de última hora, una vez termine el 2017 y dé inicio el 2018, la imagen de millones de televisiones fundirá a negro.

Una organización en caos

Desde hace más de un año, la situación en el ente público se asemeja a la definición de caos. En el consejo rector son tan sólo tres de los cinco representantes necesarios y, en pasado mes de julio, se aprobó la prorroga del contrato (que es el actual), tan sólo con el voto afirmativo de dos de los miembros del mismo cuando, según los estatutos, son necesarios al menos tres. En esta ocasión, volverá a discutirse si puede aprobarse una nueva prórroga utilizando este mismo recurso.

En caso de que se aceptase la ampliación del contrato, esto significaría una inversión de 3,7 millones de euros. Pero esta es sólo una de las polémicas que rodean a Negrín, gestor del ente público. A ello se le suma el contrato de informativos de la Televisión Canaria, que aprobó de forma unilateral por 144 millones de euros y provocó la reacción de la mayoría de los grupos del Parlamento de Canarias de retirarle la confianza y pedir su dimisión.