Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Toda la verdad sobre la noche de pasión entre Kiko Hernández y Nuria Bermúdez

El paparazzi Gustavo González acusó al periodista de ser víctima de un montaje en el pasado
Imagen de archivo de Nuria Bermúdez y Kiko Hernández. | Telecinco

 

El conocido periodista del corazón, Gustavo González, señaló a Kiko Hernández como víctima de un montaje en el pasado. Y este se llevó a cabo precisamente con Nuria Bermúdez, cuando ambos trabajaban en el programa ‘Crónicas Marcianas’.

 

Eso sí, hace unos días Kiko Hernández reconocía que en el año 2000 cuando salió del programa ‘Gran Hermano’ tuvo más que palabras con Nuria Bermúdez, un comentario que pasó en su día bastante desapercibido, tal como explica 'Qué me dices'.

 

Pero esta vez, el colaborador ha querido relatar todos los detalles de su noche con Nuria y como acabó realmente la cosa. El colaborador de ‘Sálvame’ dejó claro no haber pasado nunca por el aro: «Nunca he vendido un montaje, nunca en mi vida».

Todo empezó cuando salió de ‘Gran Hermano’ y comenzó su andadura en uno de los programas con más éxito del momento, dirigido por Javier Sardá. Entonces su fama empezó a crecer e intentaron llevarlo por el lado oscuro.

 

Imagen de archivo de Kiko Hernández. | Mediaset

 

La verdad sobre el supuesto montaje

Fue cuando un mediático chófer junto a un periodista le ofrecieron llevar a cabo un montaje con Nuria Bermúdez, que saltó a la fama por airear sus encuentros con Antonio David Flores, ex marido de Rocío Carrasco. Pero Kiko niega en todo momento que haya llevado a cabo algún montaje en su vida, sino todo lo contrario, no puede cuidar más su vida íntima y privada.

 

Precisamente, el propio periodista para acallar todas las acusaciones sobre un posible montaje confesó todo lo que pasó en pleno ‘Sálvame’: «Yo en 2002, cuando salgo de ‘Gran Hermano’ me enrollo una noche con Nuria Bermúdez. Una noche. No más», relató.

Pero la situación fue la siguiente: Kiko y sus amigos se fueron a cenar por ahí. Horas más tarde, llegó Nuria Bermúdez y entre copa y copa, acabaron en la casa que en aquel entonces tenía Nuria Bermúdez en la calle Ibiza, en Madrid. Entonces, en plena cocina, les pilló la pasión.

 

Bermúdez se abalanzó sobre Kiko Hernández y la cosa acabó con la agente de la FIFA y el colaborador de televisión rebozados por el suelo. Pero hasta ahí llegó la cosa, nada más.

 

Y aunque mucho se ha especulado sobre la orientación sexual de Kiko Hernández, es un hecho que él mismo confesó en una entrevista, puesto que le hace gracia hablar del tema después de todo el daño que ha sufrido: «Me divierte jugar con ese tema. Hubo un tiempo en el que me hizo daño. Ya no. Ahora me gusta crear expectación al respecto».